El Centro Cristiano Príncipe de Paz nació en el marco de la visión de alcanzar a la ciudad de Buenos Aires con el Evangelio. El pastor José Manuel Carlos junto al misionero Rafael Hiatt, se unieron en este esfuerzo y junto a un grupo de jóvenes cristianos ansiosos por servir a Dios, llevaron adelante este sueño.

Así fue como el 16 de octubre de 1982 comenzaron las reuniones públicas del Centro Cristiano Príncipe de Paz, en una carpa ubicada en un terreno en la esquina de las calles Perú y Estados Unidos. (Decimos públicas, porque el Pastor Mario Morana dirigió reuniones en un hogar durante varios meses en la calle Bolívar 1066).
En esa carpa se formó una congregación pujante con deseos de crecer.

Luego de diez meses y varios problemas con los vecinos a causa del sonido de la alabanza, la Iglesia se traslada a su primer templo, ubicado en Carlos Calvo 422. Esos fueron días de afirmación y desafío. La Iglesia avanzaba más y más.

En 1985, el Evangelista Carlos Annacondia, realizó una cruzada en el predio de Casa Amarilla, en el Barrio de La Boca , a quince cuadras de la Iglesia.

El Pastor Morana creyó que Dios traería una gran crecimiento y en un acto de fe, la Iglesia alquiló un galpón a media cuadra del templo, de un tamaño diez veces mayor que el de este. Dicho galpón es hoy el templo de Bolívar 975.

Desde entonces la Iglesia ha avanzado, y sigue creciendo. El discipulado por medio de células (grupos pequeños homogeneos) y el apoyo a las misiones nacionales y extranjeras, son dos de los fuertes del Centro Cristiano Príncipe de Paz.

El mover del Espíritu Santo, la pasión por los perdidos y el anhelo de pastorear a las personas según la Palabra de Dios son elementos irrenunciables de la visión de nuestra Iglesia.

La historia la seguimos escribiendo, porque creemos que aún no ha llegado lo mejor.

 
 

Mario Fernando Morana, entregó su vida a Jesús en Enero de 1977 en la plaza Islas Malvinas del barrio de La Boca. Junto a otros jóvenes, varios de ellos compañeros de la secundaria y hoy también pastores, se congregaron en la Iglesia "Jesús la Esperanza", cuyo pastor, José Manuel Carlos, los motivo e inspiró para dedicarse al ministerio.

En 1981, Mario ingresó al Instituto Bíblico Río de la Plata, donde se capacitó para el servicio de la Obra de Dios, a la vez que servía activamente en su Iglesia en todo tipo de ministerios.
Años más tarde, en la misma Iglesia, conoció a Rosana Patricia Digrísolo, con quien contrajo nupcias el 8 de diciembre de 1984. Rosana cuenta con estudios teológicos realizados en el I.E.T.E. (Instituto de Enseñanaza Teológica por Extensión) y también se desempeña como Operadora Social, egresada de la Escuela Argentina de Psicologia Social. Los pastores Mario y Rosana son padres de cuatro preciosos hijos: María Belén, Paula Sofía, Franco Ignacio y Valentina.

Mario es un reconocido maestro de la Palabra, profesor de Teología, Homilética y Nuevo Testamento. Es autor de los libros “Señor ¿Qué quieres que haga?” y “Diez veces mejores.” (Editorial Sagepe)
Ha escrito artículos para diversas publicaciones y ha viajado junto a Rosana a varias naciones predicando y enseñando en diversas conferencias.
Mario y Rosana Morana son ministros de la Unión de las Asambleas de Dios en Argentina.